Sur RD: varado en seco y mojado

Luis_Eduardo_Daz-FranjulDe acuerdo a la Asociación de Propietarios y Operadores de Facilidades Turísticas Dominicanas (Acruport), la temporada de cruceros 2013-2014 registró la llegada de 603,522 cruceristas distribuidos de la siguiente manera: Santo Domingo (82,944), La Romana (365,490), Isla Catalina (66,233) y Cayo Levantado (88,855). El señor Víctor Macarrulla, presidente de Acruport, habló de la necesidad de asegurar que esas zonas se conviertan en destinos atractivos para los cruceristas. Mientras tanto los puertos de Barahona, Pedernales y Montecristi nunca han visto a Linda en ese sentido.

Sobre esos puertos he escrito en la prensa digital como sigue: Area de Libre Comercio y Turismo en Barahona -, Turismo de cruceros RD-Haití -, Cruceros en Bahía de las Aguilas -, Entre Barahona y Copacabana -, Bulevar Larimar Sierra Martín García -, Turismo de cruceros en Barahona y Pedernales -, Cruceros en Montecristi, Barahona y Pedernales -, Santiago como centro turístico -, Comercio, turismo y transporte -, y Tasas aeronáuticas: Mitur Vs Idac.- El Listín Diario también se ha referido al tema en “Bulevar María Montez iniciará impulso turístico en Barahona”, y “Barahona debe mirar turismo de cruceros”.

Al igual que el Aeropuerto Internacional María Montez de Barahona, el turismo de cruceros permanece varado en seco y mojado. Solo depende de un pequeño esfuerzo para que los cruceros lleguen a Barahona si tomamos en cuenta la inversión realizada por el Ministerio de Turismo (Mitur) en los alrededores del muelle de la ciudad. Me refiero al Parque Litoral Marítimo María Montez y el Bulevar Enriquillo, obras que no se han inaugurado pero que estarían terminadas, solo pendientes de detalles. Aún así eso no es suficiente, como veremos más adelante.

Traigo esto a colación porque en 2009 el ministro de Turismo, Francisco Javier García, anunció un Máster Plan para el desarrollo turístico del Sur basado en un teleférico, el Parque Litoral, el Bulevar y la adecuación del puerto de Barahona para el transporte de carga y pasajeros. Aunque el teleférico fue desestimado, el Parque y el Bulevar son obras que no han llenado el cometido de antesala para recibir cruceristas lo que hace cuestionable el diseño en función del entorno portuario y el propósito del mismo, a pesar de la inversión de RD$350 millones, según se ha publicado.

Esto significa que el Mitur tiene que revisar el esquema y terminar lo que comenzó, a la par con la adecuación portuaria para el recibimiento de cruceros Por ese motivo sería conveniente llamar a licitación para reformular el Parque y el Bulevar. Si los RD$350.0 millones no logran su objetivo el Parque y el Bulevar se convertirían en elefantes blancos como el aeropuerto María Montez y la Villa Olímpica del Batey Central. Por eso creemos que una nueva licitación sería lo correcto para que los RD$350 millones no se queden varados en seco y mojado tal y como ha sucedido con el aeropuerto y la villa.

El segundo paso, de acuerdo al plan de Mitur, sería la adecuación del muelle de Barahona para carga y pasajeros. Pueden utilizarse los fondos que ingresan al Mitur por concepto de tasas aeronáuticas, o utilizando parte de los RD$4,000 millones que la Autoridad Portuaria Dominicana (Apordom) tiene en carpeta para la modernización portuaria, incluyendo el dragado de los puertos administrados por Apordom.

En este sentido, Apordom estaría utilizando los servicios de Ocean Group, una compañía canadiense de dragado que ya extrajo unos 35,000 metros cúbicos de sedimento en el puerto de San Pedro de Macorís a un costo de US$8.0 el metro cúbico. Esa compañía regresa a Canadá en junio de 2015 por lo que valdría la pena aprovechar la presencia de esa empresa en el país para resolver cualquier problema de sedimentación que pudiera presentar el muelle de Barahona.

El tercer y último paso tiene que ver con la construcción de la terminal turística en el muelle. En este sentido no voy a especular. Me limitaré a reseñar lo que reporta el Listín Diario de fecha 7/7/2012: (1) “El turismo de cruceros en RD tiene buen pronóstico”, y (2) “Bulevar María Montez iniciará impulso turístico de Barahona”. En (1) la directora del Departamento de Cruceros de Turismo, Orfilia Salazar, mencionó el proyecto de incluir a Barahona en la lista de los puertos turísticos.

En (2) la Arq. Maribel Villalona, en aquel entonces directora del Departamento de Planificación del Mitur, dijo que la opción más acertada era “el uso mixto del puerto de carga, haciendo trabajos para bloquear la visualización de la zona comercial desde el área destinada a recibir los cruceros, en la que se haría la infraestructura a modo de terminal turística”.

Dijo que en muchos países ese concepto ha sido exitoso. En ese reportaje el Listín Diario hizo referencia a la carta que yo envié al ministro de Turismo recomendando que “en principio los barcos que lleguen a Barahona permanezcan mar adentro y los turistas lleguen a la costa en botes”. Con relación a esto la Arq. Villalona “consideró que esa propuesta podría ser viable y enfatizó que es una modalidad que ha funcionado muy bien en destinos en los que incluso no existen puertos”.

Hay que entender que “esa modalidad” a la que se refiere la Arq. Villalona fue la que permitió la llegada de 66,233 cruceristas a Isla Catalina (RD) y 88,855 a Cayo Levantado (RD) en la temporada de cruceros 2013-2014. En vista de que desde 2013 la Arq. Villalona tiene nuevas funciones como encargada del proyecto de remodelación de la Ciudad Colonial nadie ha calzado sus zapatos para terminar la infraestructura que requiere el turismo de cruceros en Barahona.

Aún así entiendo este debe ser el deseo del ministro de Turismo, tal y como lo manifestó en 2009, por lo que tiene que hacer algo al respecto para encender los motores del turismo en Barahona. Es la manera de evitar que el Parque Litoral Marítimo María Montez y el Bulevar Enriquillo sean solo obras cosméticas a las que se daría mantenimiento con fines recreativos y culturales.

Esto significa que hay que hacer cosas más importantes para que estas obras se conviertan en pilares del turismo de cruceros conjuntamente con la adecuación portuaria que sugiere la Arq. Villalona, o utilizando la modalidad de fondeadero como en la Isla Catalina y Cayo Levantado. Estas obras tienen que terminarse (el Parque, Bulevar, lo que dice la Arq. Villalona o el fondeadero) para que el Sur no se quede varado en seco y mojado.

El Sur está varado en seco y mojado como el Aeropuerto Internacional María Montez, inaugurado en1993, y como la Villa Olímpica del Batey Central que sirvió de escenario a los Juegos Nacionales de 1981, la que permaneció en franco deterioro tan pronto terminaron los juegos. Un Sur varado en seco y mojado con cerca de 600 habitaciones hoteleras en los últimos 30 años, las que ni siquiera son tomadas en cuenta con fines estadísticos por su baja calidad, como es la calidad de vida de Barahona, Pedernales, Independencia y Bahoruco. Solo las habitaciones flotantes de los cruceros pueden cambiar ese triste panorama en el corto-mediano plazo.

Por Luis Eduardo Díaz Franjul

Related Posts