Me importa República Dominicana

roman-polanco

Roman Polanco

Parece que los dominicanos que vivimos fuera del país, estamos metiendo demasiado las narices en nuestro país; solo vemos desorden, mala administración, crímenes etc.

La falta de incentivos morales se ha echado a un mar contaminado por los linderos de la corrupción, narcotráfico y demás yerbas sin aroma. Contemplo en mí y los conciudadanos que aplicamos desde el exterior ese sabor amargo porque nuestro país no progresa y no se convida el aspecto moral en la subsistencia de los dominicanos. Por el contrario, tenemos gente del medio de la política a quienes el pueblo señala como organizadores de toda la corrupción, que se pavonean entre lo real y la ficción de su forma delincuencial.

Leí hace varios días sobre una reunión realizada por un equipo de funcionarios del gobierno dominicano, con el Embajador de Estados unidos en R.D., James (Wally) Brewster. Uno de los funcionarios, después de la reunión con el Embajador, se le escapo decir: “Este hombre sabe de todo movimiento que se hace el país; nos sorprendió a todos”.

Entonces me pregunto: ¿Cómo es posible que un extranjero conozca más mi país que los políticos que manejan la cosa pública y el accionar del país? Incluso, dicho Embajador llego a mencionar que los funcionarios del gobierno están borrachos de poder y que eso pone bruto.

¿Ahora con un PLD sin candidato fuerte se atreverá Danilo a permitir que la Junta Central Electoral y Miguel Vargas hagan lo que les venga en ganas con las elecciones?

Señores cuando ustedes ven que ni Guillermo Moreno ni Narciso ni el Dr. Fadul dicen nada con relación a la Junta Central Electoral Dominicana es porque el caso es grave. El dominicano que esté pensando en elecciones con esa Junta, en República Dominicana, fracaso. El progreso de un país se refleja en la diafanidad de un cuerpo electoral ya que por ahí se marca la referencia del desarrollo del país.

Si a usted le importa la República Dominicana vamos a empezar por hacer sentido común y organizar ese atolladero de elecciones donde se venden resultados y se marionetea al gobierno. Mientras eso no se haga seguiremos siendo la vergüenza internacional en elecciones.

Por Roman Polanco

Related Posts