La despedida de Anibal Paradis Francisco

Hungría Vásquez

NEW YORK.- Hay frases que se usan en varias ocasiones, como la que reza, hay que estar vivo para ver y escuchar cosas y la razón que tenemos para hacer esta mención es, por lo que vimos y que escuchamos en la Funeraria Rivera en alto Manhattan, en Nueva York, en donde estaban los retos del ido a destiempo el periodista Aníbal Paradis Francisco.

Hacemos esta introducción, porque estamos conscientes que las manifestaciones acerca del difunto Aníbal Paredes de algunos que otros exponentes, parece ser que a lo mejor soñaron o que se le contaron la situación que tenías, porque a lo mejor no lo vieron ni hablaron personalmente con el (Aníbal) en los últimos tiempos, y mucho menos hacerle una llamada en su lecho por varios años y sin embargo al escuchar y ver el sentir por el fallecimiento se le veía la hipocresía y la mentira en la cara y no lo decimos por nadie por nadie en particular, pero el que le sirva el sombrero que se lo ponga.

Como parece cierto lo que dicen por ahí, que honrar honra, por eso tengo la obligación de hacer constar que Aníbal, siempre me manifestabas el agradecimiento al Padre Fajardo, de la madre de su hijo, Irving Paradis, Aníbal también mencionabas al Ing. Miguel Farías, como su gran amigo del alma, a los periodistas, Darío Abreu, Sigfrido Sarita, y Maquiavelo García, pero se comunicaban frecuentemente, además, Ramón Severino, que según Aníbal decías, ibas a los hospitales y al apartamento donde vivía, cosa afirmada por la Señora Ana Hilda Tavera.

Porque nosotros de alguna u otra forma nos manteníamos comunicados en razón de que el estabas en su cama y nosotros en la nuestra, pero esa comunicación era diariamente dos y tres veces al día, el siempre con el afán de regresar a su tierra añorada, con la idea de unificar a los periodistas y buscarle una mejor vida y sin embargo la mayorías de los que estaban presentes no sabían que él vivía todavía, se habían olvidado de ese ser humano que para lograr el bienestar de sus colegas formó la organización titulada el club de la prensa Hispanoamericana, en la ciudad de Nueva York. en la cual sin ser periodista quien esto plasma está formando parte en la Directiva.

Ahora queremos hacerles un llamado a los líderes políticos y comunales que dirigen las organizaciones en esta gran ciudad, especialmente en este caso a quienes dirigen el colegio de los periodistas, porque en realidad no solo son los que están en el listado de la directiva, son cantidades lo que andan por ahí, en una ocasión les llamamos en una nota de prensa los periodistas de a pies. Que todo el mundo sabe a quién y a quiénes nos referimos, hombres y mujeres enamorados de su difícil profesión, pero no tomada en cuenta por los líderes, políticos y comunales e igual que por la bendita sociedad.

Allí hubo un momento de aplausos al escuchar las anécdotas del ayer, que fueron protagonizadas por ese gran ser humano, quien se llamó en vida Aníbal Paradis Francisco y que las contaron el Padre Fajardo, los periodistas Fernando Aquino, José Alduey Sierra, Rafael Díaz, Erasmo Chalas Tejeda y Miguel Farías, Maquiavelo y la Sra. Ana Hilda Tavera.

Dicho llamado es precisamente para que alguien se encargue de darle seguimiento a la situación de estos trabajadores de la prensa, porque como están las cosas en este país, algunos están pasando la de Caín, sin una vivienda, sin trabajo, enfermo, y hasta sin seguro médico, alguien debe y tiene que decir presente y nadie mejor que los dirigentes políticos y comunales y en especial el presidente del Colegio de periodistas, que estaba con su Directiva en la despedida del fenecido a destiempo el periodista Aníbal Paradis Francisco, nombre que pronto estará en una calle de la ciudad de Nueva York, según nuestra propuesta y….punto

Por Hungría Vásquez

0 0 vote
Article Rating

Deja un comentario

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments

Related Posts

0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x