Políticos dominicanos sufren de alto ego, humildad primero

Johnny Sánchez

Sinopsis de libro que todos debemos leer:

“EGO es una creencia malsana en nuestra propia importancia. . . Es el sentido de superioridad y certeza que excede los límites de la seguridad en uno mismo y del talento.”

Tomado del libro ¿Por qué “el ego” es un enemigo? del Dr. Ryan Holiday, verlo en Google.

El explica que el ego funciona como una fuerza de gravedad porque frena a las personas para alcanzar el real potencial en su profesión.

El ego distorsiona la realidad, limita el tener conciencia de situaciones, hace que no se sigan mejorando las habilidades, obstruye el potencial de trabajo creativo, frena la colaboración en equipo y boicotea la posibilidad de construir relaciones basadas en lealtad y mutuo apoyo.

El ego se manifiesta en actitudes arrogantes, las cuales pueden ser confundidas por la persona con la creencia de tener enorme autoconfianza o con la idea de poseer el don de ejercer el poder. Un político con problemas de ego es aquel que no está interesado, o es incapaz de recibir consejos u opiniones de personas externas a su círculo de amigos y aduladores.

Es aquel que es incapaz de reconocer o crear oportunidades porque prefiere vivir dentro de su fantasía.

Uno de los principales síntomas del ego es la arrogancia, la que se encuentra en candidatos que, por haber ganado una o dos elecciones, ya creen saber cómo resolver cada nuevo problema en una campaña.

Se divide el libro en tres partes en las que el ego afecta de distintas maneras:

Antes del éxito.
Cuando has alcanzado el éxito.
Al enfrentarte a un fracaso.

Antes de ver cómo afecta en cada momento, tenemos que definir qué se entiende por éxito y ego.

En R.D. entendemos el éxito como llegar a la cima de la montaña, haber alcanzado nuestra meta, sea cuál sea esta. La necesidad de ser mejor que, más que, reconocido por, etc. Eso es ego.

El autor admite que en la historia han existido varios ejemplos de reconocidos políticos con grandes egos, pero su delirio de superioridad, el vivir ensimismados y el estar desconectados de la realidad, han sido los síntomas más recurrentes en sus fracasos de liderazgo. Situaciones donde el ego les impidió que se destacaran en su profesión.

Para Holiday todos estamos expuestos a tener un ego inflado.

Una razón es la tecnología como las redes sociales, las cuales incrementan nuestro sentido de autoimportancia, al darnos plataformas para expresarnos y aglutinar grupos de amigos y seguidores. Adicionalmente, existen elementos culturales y sociales que acrecientan el ego. Culturalmente cada vez más se espera que pensemos en grande, que vivamos la gran vida, que seamos recordados y que siempre estemos procurando ser mejores. Valores opuestos al ego como la humildad rara vez son enseñados y no reciben igual validación social.

En el caso particular de los políticos, en la medida que ellos van ascendiendo a posiciones de mayor poder, se va agregando a su entorno un creciente número de fanáticos y aduladores, quienes integran “el comité de aplausos” y compiten por su favorabilidad usando diferentes mecanismos para inflar el ego de sus líderes. Conclusiones

Los temas anteriormente descritos sobre del manejo del ego en el ciclo de aspirar, triunfar y fracasar son solo parte de un análisis más extenso que ofrece Holiday en su libro.

Por Johnny Sanchez

Deja un comentario

  Subscribe  
Notify of

Related Posts