Trump reconoce los demócratas tienen votos para juicio

Washington.- El presidente estadounidense, Donald Trump, reconoció que “desafortunadamente” los demócratas cuentan con los votos para proceder con la apertura del juicio político en su contra, pero aseguró que el Senado, de mayoría republicana, le absolverá ya que es “un fraude”.

“Los demócratas, desafortunadamente, tienen los votos” para llevar “fácilmente” adelante el proceso, indicó Trump en declaraciones a los periodistas en la Casa Blanca.

Aunque, advirtió, “van a pagar un tremendo precio” de cara a las elecciones presidenciales del próximo año si finalmente se lleva a cabo el juicio político.

El mandatario expresó su confianza en que los republicanos, con mayoría en el Senado y donde se decidirá en última instancia el proceso, se pondrán de su lado.

“Tenemos una gran relación con el Senado. Los senadores ven esto como un fraude”, remarcó.

La Cámara de Representantes, presidida por la demócrata Nancy Pelosi, necesita una mayoría simple de 218 legisladores para enviar los cargos de acusación al Senado.

Los demócratas ocupan 235 escaños los 435 de esa Cámara.

El Senado, por su parte, debería contar con el respaldo de dos tercios de la cámara, 67 senadores, para destituir al presidente, algo que actualmente parece poco factible dada la mayoría republicana en la cámara alta.

El país vive un terremoto político después de que Pelosi anunciase la semana pasada una investigación para iniciar un posible juicio político contra Trump a raíz de una conversación telefónica que el mandatario mantuvo el 25 de julio con el presidente ucraniano, Vladímir Zelenski.

En ella, el mandatario pidió a su homólogo ucraniano investigar al exvicepresidente Joe Biden, actual aspirante a la candidatura demócrata para las presidenciales de 2020, y a su hijo Hunter por presunta corrupción en ese país.

Este miércoles, en rueda de prensa, el mandatario acusó a los demócratas que querer llevar a cabo un “golpe” y calificó el juicio político como un “delito fraudulento” contra el pueblo.

La llamada de julio entre Trump y Zelenski provocó que un funcionario de Inteligencia presentará en agosto una queja interna, que tras una pugna política entre el Congreso y el Gobierno se hizo pública la pasada semana.

Según esa denuncia, desvelada por el Comité de Inteligencia de la Cámara Baja, el espía se quejaba “de que el presidente de Estados Unidos está utilizando el poder de su cargo para solicitar la interferencia de un país extranjero en las elecciones estadounidenses de 2020.

Trump insistió en que no buscó un intercambio de “favores” con Ucrania y se dispone a pedir a los demócratas una votación en el Congreso antes de entregar los documentos que los legisladores reclaman para la investigación de un juicio político en su contra.

Desafiante, Trump se paseó durante más de 20 minutos frente a decenas de periodistas en el jardín de la Casa Blanca, reiterando que él no presionó a Ucrania para que investigara los negocios en ese país de Hunter Biden, hijo del exvicepresidente Joe Biden, quien aspira a la candidatura demócrata para arrebatarle la Presidencia en las elecciones de 2020.

“Todas mis comunicaciones con los gobernantes de otros países han sido apropiadas”, sostuvo Trump, quien también ha dicho que China debería investigar supuestas actividades corruptas de Biden en el país asiático, con el cual EE.UU. negocia una seria disputa comercial.

Derecho a investigar la corrupción

Donald Trump afirmó que tiene el “derecho absoluto” e incluso la obligación de combatir la corrupción “aún si eso significa pedir la ayuda de otro país”, mientras en el Congreso avanza una investigación que podría conducir a un juicio político contra el mandatario. “Como presidente tengo una obligación de poner fin a la corrupción, aún si eso significa pedir la ayuda de un país, o países, del extranjero”, escribió Trump en su cuenta Twitter. “Esto nada tiene que ver con la política o con una campaña política contra los Biden”.

Retiro de la embajadora en Ucrania

El presidente de Estados Unidos ordenó la retirada de su exembajadora en Ucrania Marie Yovanovitch tras meses de quejas de colaboradores suyos que no trabajan en el Gobierno, como su abogado personal Rudy Giuliani. Los colaboradores de Trump alegaron que Yovanovitch estaba intentando socavar la figura del mandatario en el extranjero y obstruyó sus esfuerzos para convencer a Kiev de que investigara al ex vicepresidente, el demócrata Joe Biden.

Fuente Agencias

Deja un comentario

  Subscribe  
Notify of

Related Posts