La “cronoterapia” de los expedientes legales en RD

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

FLORIDA.- La lentitud de la Justicia en dominicana convirtió las prisiones preventivas en condenas anticipadas.

Son, para colmo, las únicas condenas que existen para la enorme mayoría de los casos que involucran al imputado sin poder o a personajes de relevancia. Da igual. La condena no es condena hasta que no está firme. Creo yo. Eso me enseño mi padre (EPD), Dr. Sánchez Báez, pero aquí no se respeta ni la constitución, ahora un dictamen de un juez.

Cuando finalmente un caso tiene sentencia, se abre una instancia de recursos donde los expedientes suelen eternizarse en manos de la Casación o de la Corte Suprema, que no tienen plazos para resolver. Así, las causas que logran llegar a una condena entran en un limbo y las sentencias jamás se ejecutan.

Por ej. Carlos Menem en Argentina, recibió, hace cuatro años, una pena de cuatro años y medio de prisión por hechos que ocurrieron hace 27 (el caso “sobresueldos”), pero todavía no empezó a cumplir la sentencia porque está pendiente, desde hace un año y medio, un recurso extraordinario en la Corte.

Ángel Rondón, enfrenta distintas causas penales, pero la más avanzada es la conocida como “la ruta del dinero”, el caso en el que está acusado del lavado de más de 92 millones de dólares, una causa donde no se le incautaron bienes, ni se le incautaran, ya no tiene nada a su nombre ni de testaferros, se convirtió en pobre al salir del apoyo del PLD, pero hace dos años y medio que su caso fue elevado a juicio oral, público y contradictorio y el juicio todavía no terminó.

Repito en Argentina es peor, Carlos Menem recibió, hace cuatro años, una pena de cuatro años y medio por hechos que ocurrieron hace 2 décadas, pero no empezó a cumplir la pena, porque está pendiente, desde hace un año y medio, un recurso extraordinario en la Corte Suprema.

Debemos legislar para que Suprema evacue antes de que le demos un Lomotil, porque ya está bueno de diferir justicia.

Ocho meses estimaban entonces los jueces que demoraría y, si bien el tribunal dio señales de que quiere avanzar, un año y ocho meses después, el proceso no terminó. La pandemia -y los increíbles problemas de la Justicia para funcionar vía remota- fueron el último inconveniente, pero las fallas del sistema son muy anteriores al coronavirus. Un ejemplo insuperable del arte de los tribunales de dejar correr el reloj: la “cronoterapia” de los expedientes, dice juez de Córdoba.

Una audiencia por semana es el ritmo que llevaba el juicio, una megacausa con 24 acusados.

A esta dificultad se suma la extrema burocracia favorecida por un código obsoleto que habilita las chicanas de los abogados defensores, que muchas veces son permitidas por los tribunales por miedo a futuras nulidades.

Ahora, para colmo, a las agendas de los jueces hay que compatibilizarlas con la del Consejo de la Magistratura, que tiene que darle turno a cada proceso para que se pueda hacer por vía remota.

En este semestre se suspendió por tercera vez el reinicio del juicio de la ruta del dinero Rondón por problemas técnicos.

Este proceso atravesaba por fin la instancia de los alegatos cuando todo quedó frenado por la pandemia.

La designación, de un fiscal y procurador independiente fue promesa, ya tenemos candidatos, esperamos Consejo de Magistratura los confirme porque Luis Abinader, no impone, le gusta consensuar, ese es el cambio.

Un dato: El PRM, contará con al menos 4 integrantes de 8 en consejo de la magistratura y con el poder de decidir en caso de empate por el voto calificado que la ley 138-11, orgánica del CNM, le otorga al presidente, que en caso de empate vale por dos.

Así contarían con Luis Abinader, el presidente del Senado, el presidente de la Cámara de Diputados y el Procurador General, asesoría de PEPCA y DICRIM, con lo que se tendría a los mejores y habrá cambios, si el nuevo Procurador aprieta con impedimento de salida para todos los jefes del séquito técnico y congresional que olieron en sancocho de Odebrecht.

Esto no puede ser borrón y cuenta nueva, queremos continuación de proceso, aunque eso implique cuestionar y crear en estrado a un expresidente, porque nunca a un presidente en funciones se le puede investigar y eso hay que modificarlo en la Constitución.

¿Cuál es el miedo?

POR JOHNNY SÁNCHEZ

 

3 1 vote
Article Rating

Deja un comentario

2 Comments
Oldest
Newest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments
MARCELL MORETA
27 julio, 2020 12:08 PM

QUIEN ESCRIBIO ESTO?

JOHNNY Sanchez GARCIA el autor
27 julio, 2020 12:14 PM

Cuestionar y carear en estrado…….

Related Posts

2
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x
A %d blogueros les gusta esto: