Primarias abiertas, fabrica de presidentes o postalitas repetidas

Elections

Fue al Presidente del Partido de la Liberación Dominicana, Leonel Fernández, a quien se le ocurrió acuñar la expresión ¨fábrica de presidentes¨, para describir lo que a su juicio sería la hegemonía de esa organización política minino por los próximos 20 años como regente de los destinos nacionales.

Esto ocurrió en el año 2013, cuando todavía a los sectores económicos más avanzados del país, no se habían recuperado de la ¨cañera¨ que les atacó frente a las posibilidades de que volviera a entronizarse en el Palacio Nacional, el equipo que llevó al país a la bancarrota y el desgobierno del los años 2000 al 2004.

Recordamos perfectamente cuando nos dirigíamos hacia la casa de gobierno el 16 de agosto del 2012, para acompañar a Don Carlos Morales a la ceremonia de juramento como canciller del entonces nuevo Presidente Danilo Medina, cuando este nos muy pensativo nos dijo: ¨Humberto acabamos de salirnos debajo de la rueda de un camión¨.

Morales que además de político, en ese entonces era el presidente del Partido Reformista Social Cristiano, fue también un empresario de los más poderosos del país, expresaba lo que era el sentir de los grandes grupos empresariales que temblaban cada vez que una encuesta ubicaba al ¨innombrable¨, como algunos los bautizaron, con posibilidades ciertas de ganar las elecciones.

Una gran alianza de partidos fue necesaria para evitarle una desgracia al país, y de las elecciones del 2012 surgió un estilo diferente de gobernar, cuyo éxito se expresó cuatro años después cuando el PLD alcanzó el porcentaje mas alto en votos de su historia, un 52%, y siempre hay que recordar que en el 2012 solo obtuvo un 37% y la clave de las elecciones fue la suma del 5.7% del voto reformista en la primera vuelta de las elecciones.

Danilo Medina entonces es un producto genuino de la llamada ¨fábrica de presidentes¨ mencionada por Leonel en el 2013, y como primer mandatario de la Nación ha sabido imponer un sello, un estilo y una forma, de cuyo éxito nadie puede dudar, todas las encuestas ubican al PLD como el partido mas popular del país y a Medina en el tope de la valoración de los dominicanos.

Hace muchos años, la verdad es que no sabemos si en esta época de los juegos electrónicos y la expansión de la tecnología todavía existen, los muchachos nos divertíamos coleccionando las llamadas ¨postalitas¨, que eran unas estampillas de temas muy diversos, las mas comunes eran las de jugadores de beisbol, que pegábamos en unos álbumes hasta completarlos y a veces ganar algún premio.

Las ¨postalitas¨ se dividían en dos tipos: las ¨vigas¨, que eran las difíciles de conseguir cuando aleatoriamente comprábamos los paquetes cerrados de las figuritas, y las ¨burras¨, que eran todo lo contrario y nos enfadábamos cuando al abrir un paquete donde invertíamos nuestros pocos centavos, lo que encontrábamos eran ¨postalitas¨ repetidas.

Suponíamos que cuando Leonel, entonces presidente del PLD y no cabeza de una facción como lo es en estos momentos, hablaba en el 2013 de una ¨fabrica¨ de presidentes y la posibilidad de que el partido que encabezaba estuviera dirigiendo la República Dominicana hasta el 2044, lo que planteaba era la conversión de esa organización en el puente entre generaciones que evidentemente se esta produciendo donde quiera que se practica la democracia como sistema de gobierno.

En nuestro caso que no ocultamos, negamos, ni tenemos el prurito que tienen algunos frente a la reelección de buenos gobernantes, en nuestra inocencia nos imaginamos que sería Leonel Fernandez como presidente del PLD, el principal soporte de este segundo mandato de Danilo Medina, que el partido como un todo enfrentaría la oposición natural de una parte de la sociedad que se expresa en toda democracia y que para nada serviría se pedestal intentar resucitar un grupo de ¨postalitas¨ repetidas.

Es mas, suponíamos que lo mas importante para los miembros históricos del PLD, que es lo único organizado que queda de la estructura tradicional de ese partido, sería defender en todos los terrenos a un gobierno que, encabezado por un compañero de su partido, se ha dedicado a trabajar para intentar cumplir con todas o las mayorías de las promesas que hizo durante la pasada campaña electoral.

Pero nos equivocamos, el grupo de radicales que ha rodeado a Leonel, encabezado por algunas de las figuras mas odiosas del PLD, por su arrogancia y prepotencia cuando se les dio un espacio de poder, se ha dedicado en el espacio preferido de los idiotas y los vagos, que son las redes sociales, a ser los principales enemigos de las políticas publicas aplicadas por el gobierno de su propio partido.

Y como no quieren que se hable de reelección, pues usando como excusa lo que sea, combaten sin piedad, a una persona como Danilo, que no esta en campaña reeleccionista, cuando en el país solo hay dos políticos que si están en campaña de reelección, que son Leonel Fernandez (busca su tercera reelección) e Hipolito Mejía (busca su segunda reelección), es decir están como aquellos fariseos hipócritas a quienes Jesús acusó de mirar la paja en el ojo ajeno y ni siquiera fijarse en la viga que tienen en el propio, porque la verdad es que en este país de nuestros amores nadie puede llenarse la boca de decir que es anti-reeleccionista ni nada que se le parezca.

Es mas ninguno, incluyéndolos a todos, puede hacer galas de que nunca le puso la mano a la constitución para esos fines, porque así como hubo una reforma en el 2002 donde participaron todos los perredeístas, hoy perremeistas, también se firmó un pacto de ¨las corbatas azules¨ que firmaron Leonel y Miguel que rehabilitó a los afectados por el ¨nunca jamas¨, similar a el acuerdo para modificarla que al final abrió las puertas a Medina en el 2016.

Por eso es que creemos que las primarias abiertas y simultáneas sería la forma idónea de salir de este circulo vicioso, que se expresa no solamente con la presentación de los mismos candidatos, una muestra de la poca evolución y tendencia a la desaparición de nuestro sistema de partidos políticos, sino en la lucha fratricida que se se mantiene en la mayoría de esas agrupaciones por ser parte de su dirección, lo que garantiza el uso sin control de fondos del presupuesto nacional para su beneficio personal.

La ¨fabrica de presidentes¨ del PLD parece que no existe, quizás estas dedicada a construir modelos antiguos como las ineficientes fabricas de automóviles rusas que repetían constantemente los Lada y por eso cerró desde que cayó la URSS.

Pero esto es mas inexplicable porque quien propicia mantener taponada la necesaria renovación de la oferta electoral del partido que preside es el mismo Leonel, que insiste en presentarnos a las mismas personas para dirigir una ofensiva interna en contra de lo que es una simple metodología de elección usada en Estados Unidos hace mas de un siglo, y lo hace siento parte de una campaña donde pretende propinar una derrota política al actual presidente de la República en el congreso.

Y lo hace aun a sabiendas que esta en minoría en el comité político del PLD, organismo que en caso de tranque tendría que reunirse, discutir y bajar una línea; que en el senado demostró que solo controla una tercera parte de los integrantes de ese órgano legislativo y que en la cámara de diputados solo logró reunir a 33 de los integrantes de ese cuerpo legislativo que asumieron su posición, y no sabemos hasta donde llegarán, a sabiendas que la mayoría de sus compañeros mantienen la voluntad de aprobar la pieza legislativa que llegará desde el senado el día de hoy.

Pareciera que el ex presidente y su grupo no entiende que el desafío publico al poder que representa Danilo Medina es inaceptable para cualquier mandatario en ejercicio, y que como en muchos otros lugares de Latinoamérica, este está obligado a aceptar el reto y vencer, pues quedan mucho mas de dos años de gobierno y una derrota en el congreso significaría perdida de autoridad en un país esencialmente presidencialista y una derrota segura por inacción de la mayoría interna que ya se ha expresado en contra de la posición de Leonel.

Ahora que la ley de partidos va a la cámara, sería mejor que Leonel se pusiera de acuerdo con sus propias palabras, con esta campaña a destiempo en que se ha embarcado, lo único que esta demostrando es que no creyó nunca en una expresión que en si misma es la expresión de apertura a nuevas opciones políticas dentro de su partido, una verdadera ¨fabrica de presidentes¨, que sea capaz de construir esa República Dominicana 2044 de que habla en unas charlas que se repiten por todo el país,

Porque lo que estamos mirando, antes que renovarle y limpiarle la cara al PLD para las elecciones del 2020, es el intento de volver con las mismas ¨postalitas repetidas¨, aquellas ¨burras¨ que todos rechazábamos cuando éramos coleccionistas de estas figuritas, oponiéndose a la participación igualitaria de todos los que están esperando su turno para demostrar que también son capaces de llevar la antorcha del poder político a través de un proyecto de continuidad de su partido en el poder.

Y como Leonel también debió, como todos los muchachos de esa época tener sus álbumes de postalitas, debería recordar lo que hacíamos cuando salían todas esas burras que nos impedían llenar los álbumes, estos quedaban tirados en un rincón de la casa porque nos cansábamos de las mismas caras cada vez que abríamos un paquete comprado con nuestros escasos ahorros, es decir, nos hartábamos de las mismas caras cada vez tras vez tras vez, que es exactamente lo que esta ocurriendo con su periplo extemporáneo por el país y el exterior.

POR HUMBERTO SALAZAR