¿Por qué te dan calambres en las piernas?

calambres-piernasSeguro te ha pasado que de pronto, sientes unos de esos molestos calambres en las piernas. Vas caminado con tus zapatos de tacón espectaculares (pero increíblemente incómodos) y se tensa el músculo de tu pantorrilla. Pasa también conduciendo por la autopista, quizás en un atasco del tráfico, de repente tu muslo empieza a hacer dolorosos movimientos involuntarios. O, mucho peor, en medio de un intenso y placentero encuentro sexual, sin más ni más, debes parar porque tus músculos se contraen incontrolablemente (no podemos imaginar una peor situación para que ¡un calambre nos ataque!) Y, así, innumerables ocasiones en las que estos impredecibles y molestos movimientos musculares pueden echar a perder el momento.

Está muy claro que suceden, sí, pero ¿por qué aparecen? Conoce las causas y posible prevención con la siguiente información:

¿QUÉ SON?

Los calambres son espasmos musculares repentinos. El músculo comprometido, se contrae sin que tú hayas tenido intención de hacerlo, y no puedes relajarlo aunque lo intentes.

¿POR QUÉ OCURREN?

Ocurren de manera imprevista y, aunque los especialistas no han logrado determinar una causa específica, apuntan a que pueden presentarse por afecciones en los nervios, también pasan tras jornadas de ejercicios o por las noches. Otras causas pueden ser la deficiencia de minerales como el potasio, la edad y el consumo de ciertas medicinas.

¿SE PUEDEN PREVENIR?

Si te ocurren con frecuencia mientras entrenas, asegúrate de estar haciendo correctamente los ejercicios de calentamiento y estiramiento, previos al ejercicio. Además verifica que no hayas tenido una lesión mayor como un desgarre muscular. Consume alimentos que cumplan con la recomendación diaria de consumo de potasio. Sin importar si haces ejercicios regularmente, haz estiramientos matutinos al levantarte, o después de pasar largas horas sentada frente al escritorio trabajando.

¿CÓMO ALIVIARLOS?

Una vez que ocurren, no entres en pánico. Si vas conduciendo, busca aparcar el auto y estira la pierna, haz movimientos circulares con el pie. En cualquier caso, debes procurar que la sangre circule y el músculo se relaje. Puedes caminar y apoyar el pie descalzo. Si el calambre es muy intenso, y tienes acceso a una compresa, aplica calor en la zona afectada y masajear suavemente.

Fuente http://latinamoms.com

Related Posts