Los pacientes del cáncer y el Montefiore

NEW YORK.- En razón de ser un sobreviviente del cáncer, somos de opinión que la comunidad debe tener más informaciones sobre la peligrosa enfermedad, que no es menos cierto que hay un tabú que tiene a muchas familias confundidas. Y nosotros creemos que precisamente es por la falta de conocimiento sobre agresivo cáncer.

Pero algo más sobre el cáncer, entre la comunidad y la familia debe de haber una información acabada, porque hay tunante a lo mejor de buena fe solo que desorientan a los familiares que tienen a alguien sufriendo de dicha enfermedad. Recomendándole que se curen con plantas de la tierra, como dicen por ahí, que con fe, las oraciones y promesas para cumplirlas de rodillas el cáncer se cura.

Y es mucho peor todavía, que muchas gentes dan a entender que esa grave enfermedad es transferible, es decir, que se pega como dice el pueblo llano, cosa esta totalmente negativa, hacemos estas consideraciones en razón de que como sobrevivientes del cáncer gracias a Dios y los médicos del hospital Montefiore estamos libre de ese mal, aun la picardía de persona que dudan de mi salud.

De igual modo son los consejos que reciben los que un día son declarados con la enfermedad, que la negativa orientación que reciben es cuando se le dice no te deje operar, ni tampoco acepte la terapia, que se te caerán los cabellos, tanto a los hombres como también a las mujeres, y le agregan, por ahí se encuentran Pastores y Reverendo que te curan sin tener que ser operado, porque lo de ellos es a base de la fe al Señor Dios, que cura todas clases de enfermedades.

Hacemos el comentario, sin dejar de mencionar al Dr. Benjamín A. Gartrell, MD., Director del Departamento Oncológico del Hospital Montefiore, Einstein Center for Center Care y su equipo especial de terapistas, además, aquellos asistentes médico y la Trabajadora Social, que me dispensaron un trato especial personalmente, pero que también todo el personal hacen los mismos con todos los pacientes, familiares y amigos que visitan el hospital Montefiore diariamente. Como enfermo e igualmente como acompañante de los pacientes.

Ahora queremos dar las gracias a Dios, a los médicos de Montefiore, a las enfermeras, a mi querida esposa Modesta Rodríguez de Vásquez, a las asistentes nuestras en el hogar y en los viajes, y porque no a la agencia Metro, especialmente al programa medico de esta gran Nación América, E.U.A., del cual somos nacionalizados.

Para terminar el comentario de mi nueva experiencia con relación al peligroso cancer, me atrevo hacerles una invitación a los amigos lectores, que no tengan miedo de ir allí a ponerse en las manos de los médicos del Hospital Montefiore, en especial del Dr. Benjamín A. Gartrell, quien es el Director de Oncología de dicho Centro de Salud.

Si cuando cáncer es descubierto a tiempo, hay mucha posibilidad de que se cure y si el descubrimiento es muy tarde, con la ayuda médica puede, sino curarlo por lo menos parar el avance de dicha maligna enfermedad. Por eso hacemos un llamado a la comunidad latinoamericana, en especial a la dominicana, para que no se queden en casa y aun sin sentirse cáncer vayan a chequearse al hospital Montefiore que es excepcional y…punto

Por Hungría Vásquez

Related Posts