Opiniones

La importancia del valor de la información, alto a la desinformación

NEW YORK.- La prensa libre, independiente y sin censura constituye un pilar esencial de toda sociedad democrática, en momentos de crisis, su ejercicio puede aportar información que permita salvar vidas, ayuda a sentar las bases de la participación en la vida pública y contribuye a garantizar la transparencia y el respeto de los derechos humanos.

Cada año, el 3 de mayo es una fecha en la que se celebran los principios fundamentales de la libertad de prensa. Esta fecha brinda la oportunidad de evaluar la libertad de prensa a nivel mundial, de defender los medios de comunicación de los ataques sobre su independencia, así como de rendir homenaje a los periodistas que han perdido sus vidas en el desempeño de su profesión.

La Conferencia Internacional 2021 organizada por la UNESCO y el Gobierno de Namibia,en el cónclave de especialistas reunidos por la Unesco celebrado este lunes 3, Día Internacional de la Libertad de Prensa se conmemoró que ese día fue establecido por otra conferencia de la Unesco (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura) realizada en esta capital de Namibia hace exactamente 30 años.

Así mismo se dijo que los gobiernos deben reforzar la seguridad de los periodistas y crear un entorno positivo para la libertad de expresión y el acceso a la información, demandó una conferencia.

Según la Federación Internacional de Periodistas (FIP), que reivindica 600 000 adherentes en 140 países, desde 1990 han sido asesinados 2680 periodistas, de los cuales 42 el año pasado y con México como el país más fatídico, con 13 asesinatos.

En lo que va de año fueron asesinados al menos ocho periodistas, según Reporteros Sin Fronteras (RSF).

Por lo que una semana antes de esta jornada por la libertad de prensa fueron asesinados en Burkina Faso, al parecer por extremistas yihadistas, dos periodistas españoles, David Beriáin y Roberto Fraile, y un colaborador irlandés.

La contabilidad de Reporteros Sin Fronteras (RSF) da cuenta de 317 periodistas que permanecen encarcelados por razones de su oficio, y la Federación Internacional de Periodistas (FIP da cuenta de 235.

La información como un bien común, que enfatiza la importancia de disponer una información verificada y fiable.

Asimismo, señala el hecho de que para producirla y difundirla es esencial que los periodistas hagan frente a la desinformación y otros contenidos perjudiciales.

La importancia de la labor de los periodistas y los profesionales de los medios de comunicación durante este tipo de crisis, ya que facilitan la tarea de navegar por un mar de información que cambia constantemente y aclaran peligrosas inexactitudes y falsedades.

En demasiados países, corren grandes riesgos personales, como nuevas restricciones, censura, abusos, acoso, detención e incluso peligro de muerte, simplemente por hacer su trabajo, y la situación sigue empeorando.

El alto peaje económico que han sufrido muchos medios de comunicación durante la pandemia, incluso amenazando a su propia supervivencia, una situación que dificulta el acceso a una información fiable y la aparición de rumores, falsedades y opiniones extremas.

Guterres emplazó a los Gobiernos a hacer todo lo que esté en su mano, en apoyo de unos medios de comunicación libres, independientes y diversos.

Resaltó: El periodismo libre e independiente es nuestro mayor aliado en la lucha contra la información errónea y la desinformación.

Las prácticas pertinentes a los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU, al derecho a la salud y al derecho a la libertad de expresión. EL ODS16.10 subraya la necesidad de acceso público a la información y libertades fundamentales.

Así mismo destacó la relevancia del Plan de Acción de las Naciones Unidas sobre la Seguridad de los Periodistas como una de las herramientas para lograr un entorno libre y seguro para los profesionales de la comunicación en todo el mundo, es un conjunto de objetivos, principios y acciones desarrolladas por los Estados Miembros de la UNESCO y aprobado por la Junta de los Jefes Ejecutivos de las Naciones Unidas el 12 de abril de 2012, destinado a abordar directamente el problema de la seguridad de los periodistas y el problema de la impunidad.

El plan está diseñado para defender el derecho fundamental a la libertad de expresión, lo que garantiza que los ciudadanos estén bien informados y puedan participar activamente en la sociedad. Su objetivo es lograr esto mediante la creación de un entorno libre y seguro para los periodistas y trabajadores de los medios, incluidos los productores de medios sociales, de dos maneras: mediante la introducción de mecanismos destinados a reducir el peligro tanto en situaciones de conflicto y de no conflicto y mediante el fortalecimiento de los mecanismos legales disponibles a nivel nacional, regional y mundial, que apoyan el derecho a la libertad de expresión y de información.

Finalmente recordó que hoy se conmemora el trigésimo aniversario de la Declaración de Windhoek sobre la Promoción de una Prensa Africana Independiente y Pluralista y que su llamado urgente en favor de la libertad de prensa y el libre acceso a la información sigue vigente a tres décadas de su emisión.

La Declaración de Windhoek aboga por que los gobiernos fomenten una diversidad de medios de comunicación públicos, privados y comunitarios viables”, y políticas específicas para para promover la promoción de periodismo independiente y de calidad.

Entre ellas promover el acceso universal a internet, y medidas específicas para reforzar la seguridad de los periodistas.

La declaración de Windhoek pidió también que la Unesco y otras organizaciones intergubernamentales promuevan tanto la libertad como la diversidad y la viabilidad de los medios de comunicación, así como la transparencia de las plataformas digitales y la alfabetización mediática e informacional.

Los periodistas, los medios, la sociedad civil y el mundo académico deben efectuar actividades de seguimiento, promoción, investigación, formulación de políticas y sensibilización para abordar problemas causados por las medidas adoptadas por los gobiernos y las plataformas digitales, incluida su falta de transparencia.

Asimismo, se debe promover un sector de los medios de comunicación más inclusivo, pluralista y sostenible, incluso mediante medidas que promuevan la participación en los medios de jóvenes, mujeres y grupos marginados, concluyó la nueva declaración de Windhoek.

Durante la conferencia se entregó a la filipina María Ressa, directora del medio en línea Rappler y quien ha estado encarcelada por sus reportajes de investigación, el Premio Mundial a la Libertad de Prensa Unesco-Guillermo Cano, edición 2021.

Por su parte Michelle Bachelet, Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos resaltó que, en momentos de crisis como el actual, la prensa independiente puede aportar información que permita salvar vidas, ayudar a sentar las bases de la participación en la vida pública y contribuir a garantizar la transparencia y el respeto de los derechos humanos.

Las agresiones, los arrestos y los procesos judiciales contra los periodistas ejercen un efecto disuasivo sobre los demás profesionales de la prensa en lo relativo a proporcionar información crítica sobre asuntos importantes.

De esa manera se empobrece el debate público y se entorpece nuestra capacidad de responder eficazmente a los problemas sociales, incluso a la pandemia covid-19, destacó que la labor de los periodistas y los trabajadores de los medios será decisiva para que el mundo logre recuperarse de esta crisis devastadora y alcance mejores resultados, por lo que insistió en que debemos exigir el respeto, la protección y el cumplimiento de sus derechos.

Las noticias objetivas, fiables y verificadas contribuirán a frenar la desinformación, a garantizar la aplicación de soluciones sostenibles y resilientes a los problemas actuales, a exigir transparencia y rendición de cuentas y a fomentar la confianza en las instituciones.

La información verídica es un bien público porque contribuye al bienestar de la humanidad.

Cuando se silencia a un periodista, toda la sociedad resulta menoscabada.

De igual manera destacó que la labor de los periodistas será decisiva para que el mundo logre recuperarse de esta crisis devastadora y alcance mejores resultados.

“La pandemia del coronavirus nos ha enfrentado a una serie de desafíos globales que acentúan el rol fundamental de obtener una información fiable, verificada y universalmente accesible, que sirva para salvar vidas y construir sociedades fuertes y resilientes.” António Guterres

Por Amín Cruz

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *